5/23/2021

Lava Red Feather Blue, por Molly Ringle

Lava Red Feather Blue
Molly Ringle
2021
Fantasía | Romance | Retelling 

Awakening the handsome prince is supposed to end the fairy tale, not begin it. But the Highvalley witches have rarely done things the way they're supposed to. On the north Pacific island of Eidolonia, hidden from the world by enchantments, Prince Larkin has lain in a magical sleep since 1799 as one side of a truce between humans and fae. That is, until Merrick Highvalley, a modern-day witch, discovers an old box of magic charms and cryptic notes hidden inside a garden statue. Experimenting with the charms, Merrick finds himself inside the bower where Larkin lies, and accidentally awakens him. Worse still, releasing Larkin from the spell also releases Ula Kana, a faery bent on eradicating humans from the island. With the truce collapsing and hostilities escalating throughout the country, Merrick and Larkin form an unlikely alliance and become even unlikelier heroes as they flee into the perilous fae realm on a quest to stop Ula Kana and restore harmony to their island.
MI OPINIÓN
Voy a asumir que cuando marcan esto como retelling, pensaban en la bella durmiente. Pero en este tenemos un bello, lol.

La historia tiene como protagonista a Merrick (que parece ser un nombre popular para los cuentos de hadas modernos), un mitad humano mitad fae que está intentando contactar con su madre, pues busca una cura para la enfermedad de su padre, nacida de una maldición en el reino fae. Lamentable (o afortunadamente) lo que encuentra es una bolsa con un diario y hechizos donde una de sus antepasadas dice que ha encerrado al príncipe, Larkin, en contra de sus deseos con el fin de aplacar a Ula Kana, una fae de fuego a quien no le gustan los humanos.

Merrick piensa que su deber es despertar a Larkin y sacarlo de su suplicio, pero cuando Ula Kana también despierta y empieza a crear caos en el mundo humano, él y el príncipe se encuentran viajando al reino fae para encontrar una forma de detenerla sin tener que sacrificar a alguien.

El problema que tuve con los protagonistas es que no pude conectar con ellos, me parecían mayormente sosos y sin sentido. 

Larkin, por ejemplo, acaba de despertarse en el 2020, después de pasar 220 años dormido. Para empezar, el hombre puede mover todas sus articulaciones común y corriente, como si solo se hubiera ido a dormir y despertado al otro día; se dice en una o dos ocasiones que su acento es propio de su época, pero las palabras que utiliza en realidad no difieren mucho del hombre moderno; y, aunque lleva unas cinco horas despierto en el mundo actual es capaz  de buscar noticias y otra información en los teléfonos. Creo que Larkin debería enseñarle a mi abuela, que tiene celular desde que tengo uso de razón y de todas formas necesita ayuda para lo que no sea enviar un mensaje por WhatsApp.

Merrick, por su parte, es super infantil. La mitad del libro se la pasa haciendo berrinches dignos de un niño de siete, la otra mitad pensando en Larkin, aunque acaban de conocerse y no tiene el más mínimo sentido. De todas formas, al menos Larkin tiene un sueño, que consiste en no volver a ser puesto bajo un hechizo e irse de la isla, porque 220 años en el futuro evidentemente no queda nadie de su familia inmediatamente directa o amigos, so, empezar de cero. Pero Merrick no tiene idea de qué va a hacer con su existencia. O sea, odia el negocio de su familia y no se dedica a ninguna otra cosa; ni siquiera parece tener un pasatiempo y lo único que le gusta, volar, está prohibido en su sociedad. Pobre cosita fea.

Los personajes secundarios tampoco me han agradado mucho. Siento que están allí con el único propósito de facilitar las cosas para los protagonistas. Y algunas veces daba pena la forma en que lo hacían. Por ejemplo, para ganarse el favor de las hadas, Merrick va con poemas escritos y narrados por su padre que de poemas no tienen nada. O sea, ¿ven esa tendencia actual de que todo lo que está escrito en verso es poema? Pues totalmente eso. No había una estética, no había rima, no había nada. Finjamos que todo es verso libre y que es el estilo del papá de Merrick para justificar que sean los peores poemas de la historia, que describían con palabras tal cual como las estoy usando en este momento cómo vivían las hadas. La poiesis, gente, la poiesis. Lo peor de todo es que ¡A LOS FAE LES GUSTABA! A mi me dedican algo así y me siento insultada, no les ofrezco mi ayuda ni loca. Pero eh, la trama debe avanzar y nuestros personajes no tienen talentos, entonces a algo se deben aferrar.

Entonces, por más que hayan situaciones de peligro en su viaje, no importan mucho. Porque, al no conectar con los personajes, lo mismo te da que mueran o que vivan. Además, como es tipo cuento de hadas lo lógico es que no mueran y todo se les solucione como por arte de magia (lo que sucede, lol)
“Alone is better than an army. But two is better than alone.”
Por otro lado está el romance. De verdad, si no saben cómo hacer que una pareja luzca decente, no la coloquen, porque va a chillar bastante con el resto de la historia. 

Bueno, esta historia se desarrolla en una sociedad donde la homofobia no existe. Puedes tener la pareja que quieras y absolutamente nadie va a juzgarte jamás. Esto es lo que puedo rescatar. Lo que no puedo es que se conozcan durante menos de veinticuatro horas y se sientan tan apegados el uno del otro que incluso en ese tiempo ya empiezan a aparecer ideas de: eres el amor de mi vida. Y lo peor de esto es que ellos no se dan cuenta. Y sí, me parece lo peor, porque el narrador nos lo dice, pero nunca nos muestran por qué madres estos dos chicos que se acaban de conocer y no comparten absolutamente nada, excepto tal vez un buen rostro, están tan apegados. Un día se conocieron y a la semana son almas gemelas y el hilo del destino cruzó la barrera del tiempo para que se unieran (muy al estilo InuYasha, pero sin viaje al pasado)

La construcción del mundo me parece floja, pero decente para lo que es la historia en sí. Tenemos esta isla que aparentemente no aparece en ningún mapa, porque es secreta y en ella vivían un montón de faes que un día, por una razón desconocida decidieron que sería cool llevar humanos a vivir allí, aunque no todos estaban de acuerdo. Los humanos elegidos, aunque escépticos (porque la isla teóricamente no existe), son convencidos al ver que es un lugar libre para ser y amar a quien quieras. De todas formas, a pesar de esto, los fae y los humanos terminan separados totalmente. ¿Por qué diablos los llevaron a la isla si lo único que iban a lograr era reducir su territorio? Buena pregunta Dorothy, la respuesta está en tu corazón.

Resulta que en esta isla, magicamente todo el mundo (o la mayoría) desarrolla poderes, por lo que pueden considerarse brujas o brujos o algo así. ¿Qué es lo que hace que algunos tengan más poder que otros? Jamás nos enteraremos. Y, al aparearse faes con humanos, sus hijos salen con alguna habilidad o rasgo, como es el caso de Larkin, quien tiene plumas azules (Merrick tiene el cabello rojo, capten el título del libro). 

Pero, sin excepción, cuando alguna de estas personas abandonan la isla, toda la magia o características de sus ascendencia desaparecen. Por lo que no, nadie quiere dejarla a pesar de que ambas especies no se agradan del todo. No llegamos a entender qué con la isla, por qué es tan mágica que os únicos faes que conocemos viven allí y por qué le puede dar habilidades sobrenaturales a quienes la habitan. Lo que, sinceramente, diganme si no piensan que sería una trama (o al menos una subtrama, que no le pido mucho a la vida) muy cool.

Ahora bien, para ser honesta, lo que menos me ha gustado en la historia, a parte del romance (que debía reiterarlo!!!), es la villana. Joder con estos villanos tipo Voldemort, que nos venden super fuertes al punto de que personas con conocimientos avanzados en todas las áreas no han podido contra ellos, pero a los que derrota un niño de once años con el poder del amor. Solo que en lugar del niño están un príncipe de otro siglo y un adulto joven mitad fae que solo sabe llorar. Al menos Harry traía una especie de hechizo encima, estos se lo han arreglado así literal a lo: el amor es la fuerza más poderosa del mundo.

Además, es que esta señora no tenía ni cinco de ganas de matarlos realmente. Digo, si te los encuentras al menos dos veces completamente solos, sabiendo que no pueden hacer magia y lo único que haces es darles un monologo villano, creo que tu intención ha sido desde el momento uno que encuentren la forma de escapar. Pero no sé, no lo dice la ciencia, lo digo yo.

El final ha sido un poco meh, pero viendo lo que venía siendo el resto de la historia, no desentona demasiado. Creo que para ser más llamativa le ha faltado una mejor construcción del mundo, escencialmente sus sistemas de magia y la política humano-fae.

No es una historia mala, porque es buena idea y cumple con un punto escencial, el de mantenerte entretenido. Pero esperaba muchísimo más de ella, yo, la loca de la fantasía.

5/16/2021

The Husky and his White Cat Shizun, por Meatbun

二哈和他的白猫师尊
Meatbun
2019
Fantasía | Ficción histórica | Romance

Mo Ran felt that taking Chu Wanning as his master was a mistake. His Shizun was just so similar to a cat, while he was like a silly dog. Dogs and cats were biologically different. The silly dog hadn’t originally intended to put his furry paws out towards that cat. He originally thought that dogs should be with dogs, like his senior brother, who was beautiful and docile, like a cute Japanese Spitz. They would look so good together. But after dying and coming back to life, after living two lifetimes, the one he’d brought back to his den both times was that snow-white kitty Shizun that he didn’t even have his eye on at first. 
MI OPINIÓN
Mo Ran era el primer emperador del mundo del cultivo, un hombre cruel que destruyó casi todo lo que se le opuso. Sin embargo, luego de cometer suicidio, despierta en su cuerpo de dieciséis años, cuando su vida todavía no se ha torcido y sigue siendo un aprendiz de Chu WanNing, el hombre que dejó morir a su verdadero amor, Shi Mei.

Decidido a no dejar que la historia se repita, Mo Ran empieza a crear un plan. Pero, a medida que el tiempo pasa, descubre que las cosas que sucedieron pueden no ser tal y como él pensaba que eran y que aquel hombre en el que se convirtió le aterra.

Esta es una historia francamente imposible. La cantidad de veces que pensé en abandonarla es insana y solo me convencí de terminar de leer porque soy re masoquista. De todas formas, dado que la historia no tiene advertencias, se las voy a dar yo (por si al final de lo que diga, les sigue interesando y no menciono en profundidad alguna de estas cosas, pues spoilers): violaciones, dub-con, gore, relación hombre mayor/hombre menor, relación maestro/alumno, castigo corporal y relaciones tóxicas.

Es que no sé ni por dónde empezar a hablar de esta obra...

A ver, en realidad la  historia tiene una idea buena; no es algo que no hayamos visto antes (en realidad me recuerda bastante al Sistema de Autosalvación del Villano Escoria), pero hasta cerca de la mitad había tomado un giro que me parecía mucho más interesante y acorde a una historia de amor, que era lo que nos estaban vendiendo. Después de eso, la obra empezó a ir en picado hasta que no pude decir algo además de "qué asco".

Sin embargo, ese asco no es nacido de la historia en si misma, que es buena (tiene sus fallos, pero hablaremos de eso más adelante), sino de sus personajes. Son personajes profundos, con sueños y ambiciones realistas dentro de lo que cabe en un mundo de fantasía. Personajes que tienen un trasfondo pensado con anterioridad y que actúan en base a eso. O sea, tienen personalidad. Pero por primera vez en mi vida hubiera deseado que no la tuvieran, porque son estos sueños y ambiciones los que los hacen cometer actos horrendos. Que sí, que calzan con sus personajes, pero que mi moral no me permite alabar por más interesantes y bien desarrollados que estén (lo que también hace que me de rabia conmigo misma, xd)

Tenemos entonces al prota, Mo Ran. A lo largo de la historia nos lo describen con tres personalidades.

a) 0.5: Este Mo Ran es el que se convierte en el Emperador del mundo del cultivo. Leer sobre lo que hace este personaje es terrible. Cada vez que me lo nombraban quería abandonar la historia, porque su entrada a escena venía acompañada SIEMPRE de insultos, violaciones y castigo corporal hacía el otro prota, WanNing. 

Lo curioso es que, a pesar de hacer estas cosas, Mo Ran parecía tener cierto aprecio (o al menos una obsesión poco sana) por su maestro. Por lo que, cuando su objetivo no era humillarlo lo trataba con bastante cariño. Esta ambigüedad en su personaje no es de hecho un error y se sabrán los motivos del por qué hacia el final de la novela, que es cuando nacerá en nosotros la misma ambivalencia: no saber si odiarlo o quererlo, a pesar de todo.

Esto es terrible. En realidad cada vez que Mo Ran 0.5 aparecía cuando ya tuve conocimientos de su forma de pensar, quería que todo fuera feliz y brillante, con azúcar flores y muchos colores; pero al mismo tiempo quería que este personaje desapareciera y dejara de tratar mal a Wanning. No quería verlo como Mo Ran (porque en la línea de tiempo alternativa, es un amor), pero es que lo era y además lo recalcaban cada cinco segundos. El estrés fue real. (Vieran cómo aprieto la mandíbula aquí mientras recuerdo)

b) 1.0: Este es el Mo Ran que despierta en su cuerpo de dieciséis años. A pesar de, en un principio, ser muy parecido al 0.5, el prota de esta línea de tiempo piensa que no hay motivos realmente validos para guardar rencor cuando las cosas que lo llevaron a convertirse en el Emperador no han sucedido todavía. Así que, aunque intenta alejarse de Wanning lo máximo posible, mientras piensa en cómo evitar los acontecimientos que vendrán, se encuentra también queriendo pasar tiempo con él, porque es su maestro y, de alguna forma, es su ideal de persona. Además, porque su olor le excita, lol. De verdad me parecen ridículos estos personajes que se excitan por la voz (Sign) o el olor (este) o cualquier otro rasgo, pero que pertenece esencialmente a una persona. ¡Sí, ya entendimos, autores! Quieren decirnos que sus personajes están destinados a estar juntos y amarse con toda la pasión del universo. Por supuesto que no son fetichistas, después de todo no se excitan con la voz de todos, ni con el olor a flores de todos; solo con la voz y el olor de su futura pareja a la que ya aman aunque no se den cuenta.

De todas formas, cuando menos lo pensamos, este Mo Ran se convierte en un amor. El niño más tierno y bonito del mundo, con los sentimientos más puros. Fue entonces cuando comencé a quererle un poquito. Por que sí, entendemos que viene con unos prejuicios, que definitivamente no compartimos, sobre su maestro y es en esta realidad donde empieza a superarlos. No quiere decir que le perdone todo lo que ha hecho, pero puedo dejarlo de lado al ver cómo empieza a actuar, no solo con su interés amoroso, sino en general. Quise que este Mo Ran fuese feliz, definitivamente.

c) 2.0: Es Mo Ran al final de la novela. Quisiera hablar extenso sobre esto, pero #spoiler. 

WanNing, por su parte, es mi personaje favorito de la obra. Me encanta su sentido de la moral, porque bien podemos verlo darle prioridad y más respeto a un fantasma que a una persona viva. Incluso, al principio de la novela, a pesar de ser un cultivador prestigioso, decide azotar a alguien porque causó la muerte otra persona hace años y se niega a admitirlo, a pesar de que el fantasma ya se lo ha contado todo. Es divertido ver este lado, porque los cultivadores tienden, sobre todo, a defender a la persona viva e incluso si están en contra de la misma, no había visto el caso en el que el protagonista, quien se supone tiene la brújula moral más alta, la castigue físicamente.

A pesar de amarlo, eso no evita, por supuesto, que tenga severas declaraciones sobre su enamoramiento hacia Mo Ran (del cual nos enteramos al principio de la obra). Porque muy novela y lo que quieran, pero esto es tóxico con "t" mayúscula.

Para empezar, este hombre, de más de veinte, está enamorado de un niño de dieciséis. Aunque en el mundo que ha creado esta autora, la mayoría de edad se alcanza a esa edad, por lo que difícilmente podemos decir algo en contra, aunque yo sí tengo un par de cosas, las dejo a continuación antes de proseguir:
  1. ¿Me estás diciendo que en tu mundo ficcional la mayoría de edad se alcanza a los dieciséis años aunque los hombres (niños/adolescentes, a pesar de que me lo quieras negar) siguen dependiendo en TODOS los aspectos de sus padres? 
  2. Y no solo de sus padres, también de sus maestros, quienes siguen respondiendo por ellos y sus faltas a pesar de ser oficialmente adultos, supuestamente responsables (que yo no debería decir nada, porque 21 y aquí ando. No se me ocurre excusa para el "pero")
Entonces, aunque no podemos decir nada del enamoramiento de WanNing por alguien que a duras penas es mayor de edad y al que le lleva diez años o más, sí que podemos decir algo porque su enamoramiento es por un alumno. No creo que deba decir por qué esto está mal. Además, es un alumno que si bien no lo ha tratado mal, tampoco bien. ¿Qué el masoquismo no solo es mío?

Entre mis otros personajes favoritos están: Xue Meng, que es el primo de Mo Ran y a pesar de ser un pavo real con todas las de la ley, también es la persona más pura y linda de la historia. Y Mei Han Xue. Me encantaría decirles por qué, pero, de nuevo, #spoiler.

Sobre el romance puedo decir que, la mayoría de los malentendidos que se dan es porque estos personajes tienen la comunicación más asquerosa que he visto nunca. No solo son ajenos, sino que cuando tienen la oportunidad de aclararlo todo, dicen exactamente lo contrario o no dicen nada en absoluto. En un mundo donde es normal revivir a un muerto, debería ser normal un psicólogo. Digo, una terapia de pareja les vendría genial a todos.

Es claro desde el principio que Mo Ran no se encuentra enamorado de Shi Mei, sino que lo admira y siente un apego especial porque fue la primer persona que lo trató con cariño abiertamente. Lo que no significa que WanNing, quien está enamorado desde el momento uno, lo traté mal, sino que sus atenciones son mucho más sutiles. ¿Podrían haber hablado y arreglar esto? En realidad no. Lo que es maravillosamente cruel.

En esta obra hay cosas que suceden solo por el placer de hacerlo y desaparecen con la misma facilidad. Por ejemplo, al principio de la historia existe un arco en el que Wanning se convierte en un niño pequeño y no puede regresar a su forma adulta por años. ¿Cuál es el objetivo de esto? El que WanNing se vea bonito, supongo.

Si se buscaba que Mo Ran conociera mejor sus gustos, es un fail, porque Mo Ran ya sabía qué le gustaba de su vida anterior. Si se buscaba que se hicieran cercanos, también es un fail, porque a pesar de ser muchísimo más tierno y accesible en su forma pequeñita, Mo Ran sigue escogiendo a Shi Mei por sobre cualquier cosa, entonces no tiene problemas en abandonar al niño para perseguir al otro. Si el objetivo es que acompañara a Mo Ran en su viaje, también es tonto, porque como un niño es más difícil que lo tomen en cuenta a pesar de toda la habilidad que pueda tener.

Nunca sabemos qué es lo que convierte a Wanning en un niño. Se dice que es una maldición, pero nunca se explica la misma. Sucedió solo porque sí, porque a la autora se le ocurrió de repente que podría ser bonito (que es, porque WanNing es naturalmente precioso. Está en su esencia, literalmente. Pero no aportada nada al desarrollo de la trama). Y, puesto que nunca nos dicen de qué se trata, desaparece por arte de magia. Tal y como llegó.

¿Qué nos dejó? Fanarts cuties. Todo lo que hizo como niño, lo hubiera logrado hacer como adulto.

A pesar de ser una novela de cultivo la mayor parte de la misma nunca se siente como tal. Los personajes difícilmente vuelan en espadas (esto lo explican como a la mitad de la novela, pero buh, hasta Wei Wuxian volaba y no tenía núcleo espiritual), ni siquiera hay tantos espíritus, demonios o monstruos involucrados, es más como que luchan contra ellos mismos, lo cual resulta mucho más psicológico que físico. Lo que es un poquito decepcionante después de venir de leer Tian Guan Ci Fu. 

Quiero hacer una explicación: Novela de cultivo no se refiere a una novela donde aprendes a sembrar. Se refiere al tipo de novela en donde los héroes intentan alcanzar la inmortalidad a través de cultivar sus poderes espirituales, lo que les permite hacer algunas cosas potencialmente ridículas, como volar en sus espadas y otras bastante cool, como poder comunicarse con fantasmas.

El villano de esta historia es absolutamente asombroso. Obviando el hecho de que se sabe desde el minuto uno de quién se trata (de verdad, todos nos enteramos. Menos los personajes de esta historia que están emocionalmente estreñidos y no pueden detectar el peligro ni cuando el enemigo viene con cartel neón). Se trata de un personaje con motivaciones, no del típico "soy malo porque sí y ya" o "mis padres no me quisieron de pequeño" (que son válidos, pero esfuércense tantito). Y tiene tantas razones para ser malo que ni siquiera lo es. Es decir, el lucha por su causa. Que es una causa justa para su raza y que sí, perjudica al mundo humano, pero es un mundo que los ha tratado de la peor manera posible solo por ser quienes son y que les ha hecho esconderse para no ser asesinados. Así que la causa del villano es noble, la única razón por la que se convierte en el malo a nuestros ojos es porque, gracias a su plan, se debe cargar a los protagonistas, quienes resultan ser lo más fuertes en este mundo y por tanto la mayor amenaza para que sus planes no se concreten.

Así, el malo me cae mal. No porque sea un mal personaje, sino porque es MUY bueno. Tiene cosas cuestionables, pero se van para la sección de spoilers.

La cosa es que, esta novela es DEMASIADO larga para el contenido que nos está ofreciendo. Una tercera parte podría considerarse relleno, algo de eso es precisamente WanNing convirtiéndose en un niño. Y, cuando te estás enfrentando a una novela con más de dos mil páginas, lo que menos necesitas es que no esté pasando nada, necesitas acción y cosas que te motiven a seguir leyendo.

Con la aversión que le tengo a los flashback, siento que en este hay una cantidad inconmensurable. Que, de cierta forma, es genial porque no nos avisan de una forma demasiado obvia que se está recordando. Nos encontramos en el presente, se narran cosas y de repente ves que no tienen demasiado sentido, así que debe tratarse de la antigua vida de Mo Ran. Eso es cool, porque es un juego psicológico con el lector. Pero deja de ser interesante cuando estos viajes al pasado empiezan a suceder muy repetitivamente y siempre nos muestran lo mismo: A Mo Ran siendo una mierda con WanNing. Porque a) es molesto tanto cambio de realidad; y b) WaNning no merece sufrir. Es, figurativamente, una bolsita de algodón de azúcar.

El final no es de mi agrado (lo explicaré abajo en spoilers) para el género que nos están vendiendo. Además de eso, creo que es bastante conveniente, al punto que no se lo creería absolutamente nadie. Pero el cómo terminan los personajes ha sido de mis cosas favoritas, pues no es en absoluto idílico, con solo felicidad por delante, como suele suceder con muchas historias. Si lo tengo que explicar de otra forma, el final es un poco como Los juegos del hambre, en donde, a pesar de ser un final en teoría bueno, sigue siendo agridulce ante las cosas que tuvieron que vivir los personajes y lo que hicieron para superarlas.

Mi nota, porque aquí he hablado en su mayoría positivamente, se explica a continuación.

Acerca del Mo Ran 2.0: no tengo idea por qué lo llamaron así. La idea de una actualización es mejorar y, con respecto a la segunda etapa del Mo Ran 1.0, este francamente empeora.

No entiendo por qué decidir combinar tres días del Mo Ran 1.0 con uno del 0.5 le pareció a la autora una buena idea. Y no tengo idea del por qué pensó que sería romántico. Sí, llegamos a la comprensión de que Mo Ran 0.5 se convirtió en el Emperador precisamente para salvar a WaNning, ¿pero por qué se está romantizando que le haya violado o que le hable feísimo? Es que no hay por donde cogerlo. Mo Ran es un tipo con doble personalidad y no hay que decir "mira que hermoso, que lo hizo para salvar al amor de su vida" ¡No! Hay que tratarlo. Que amigo, si puedes revivir a un muerto, deberías poder al menos suprimir con medicamentos la versión 0.5 de Mo Ran. Que los días que te trata bien, no son el bálsamo para los días que no.

Y, a pesar de que la autora se encuentra reacia a que WanNing guste de Mo Ran 0.5 cuando está separado del 1.0, ante todo lo que le ha hecho vivir, de todas formas hace este extraño experimento. Que no, no me ha dejado feliz. Este no es un final bonito, estás romantizando al violador de WanNing, quieras aceptarlo o no.

Que además no tiene sentido, porque si Shi Mei le ha encantado con el hechizo que le hará recordar solo lo peor de las personas y enamorarse lentamente de él, ¿por qué al final del día cuando tuvo la oportunidad de estar con Shi Mei, de todas formas prefirió a WanNing? Y, si el amor que tiene por WaNning es tan poderoso que incluso lo saca de la manipulación por magia, ¿por qué no es tan poderoso como para evitar insultarlo? ¿Por qué no es tan poderoso como para esperar que WanNing le consienta en lugar de simplemente violentarlo? Hacer que solo recuerdes lo peor de la gente no es un pase automático a hacer cosas que atenten contra la moral (que, a ver, puedo entender la tragedia, pero bajo ninguna circunstancia la justifico)

Exactamente lo mismo pasa con Shi Mei. Quiere fingir ser un tipo con una moral alta, que jamás dañaría a WanNing porque lo ama. E insulta a Mo Ran por atreverse a tocarlo en contra de su voluntad y lastimarlo. Pero, cuando vemos que WanNing no le hace caso, tira todo su discurso político por la ventana y también intenta aprovecharse de él. En fin, la hipotenusa.

Lo que es una mierda más grande es que, como lector, me encontraba deseando que Mo Ran 0.5 apareciera y no lo dejara hacer nada con WaNning. O sea, prefería que apareciera su abusador conocido a que tuviera este nuevo. ¡Que no! WanNing no se merecía a ninguno de los dos. Debí haber deseado que ambos se murieran de un paro cardiaco repentino, no que uno apareciera para salvarlo del otro y luego hacerle lo mismo que estuvieron a punto de.

Así, las violaciones o recuerdos de las mismas, parecían encontrarse en todas partes después de la mitad de la historia. Y créanme, es demasiado. No hay forma en la que esto pueda pasar por medianamente bien. Aquí empecé a preguntarme: "¿será que abandono?", pero me quedé con el único propósito de encontrar ese final feliz que nos prometieron.

Lo que NO. ¿Cómo puedes calificar de final feliz lo que pasa con Mo Ran y WanNing? Uno se queda atrapado entre dos personalidades y el otro decide que es su deber lidiar con ellas porque Mo Ran se sacrificó por él y lo ama, sin importar los malos tratos. Esta no es una relación que le esté deseando a nadie.

Además, la forma en que revive Mo Ran... La autora tipo: "Wn, maté a mi personaje principal tres veces ya. ¿Cómo lo revivo? ¡Deux ex machina!" Mo Ran revive porque es parte demonio, idea que nunca se insinúa a lo largo de la historia. Solo se da cuando hay esta situación conveniente y ni siquiera le ayuda en la lucha final, pues a pesar de decir que sus poderes aumentan porque la puerta de ambos mundos se conectó, muere, lol. Salvando a WaNning, lo que sería bonito si hubiera sido el Mo Ran 1.0, pero ese se encuentra re muerto y lo hace 0.5, que mágicamente,  por algunos segundos, deja de ser una mierda total.

¿Relación maestro/alumno? Positivo.

¿Top alumno/ bottom shizun? Positivo.

¿Uno es un demonio, el otro una anomalía? Positivo.

¿El alumno viola a su maestro? Positivo.

¿Uno de los personajes sabe con antelación qué va a pasar? Positivo.

¿Y me quieren decir que no se parece al Sistema de autosalvación del villano escoria? No me lo creo.

Estuve hasta la madre con la relación de estos dos.

Última cosa para decir: Amo a los Mei Han Xue. De verdad. Era difícil distinguirlos cuando eran dos hermanos idénticos con el mismo nombre; pero cuando los dos mundos se fusionaron y había CUATRO Mei Han Xue, no tuve puerca idea de quién estaba hablando. Me encantan estos niños, de verdad.
La Biblioteca prohibida || copyright © Hecho por Angelique world design. Todos los derechos reservados